Salud, dinero y atención primaria: Regalías sanitarias: la oscura fuente de dualización