Las grandes farmacéuticas pagaron más de 230 millones de euros a médicos y organizaciones en España durante 2015