Carta desesperada de Salud para frenar la huelga de médicos